::   El Estado y Fe y Alegría  ::  

Relaciones entre el Estado y Fe y Alegría

En América Latina

Fe y Alegría está presente en 16 países latinoamericanos, en los cuales atiende a 1’360.000 alumnos y participantes de diversos programas educativos y sociales, en 1.510 puntos geográficos distintos. En todos esos países –con relativa excepción de Ecuador–, el Estado reconoce a Fe y Alegría como Educación Publica y como su aliada estratégica. Ese reconocimiento se expresa en la participación del Estado en los presupuestos de Fe y Alegría: en el promedio de los países, ese aporte es del 75% (en Venezuela es del 88%; en Bolivia, del 82%). En Ecuador, en el 2007, fue del 26,27%.

Podemos reducir a tres las modalidades de participación de los Estados en los presupuestos de Fe y Alegría en los diversos países:

1.            El Estado, a través del Gobierno Central o de los Gobiernos Regionales, paga directamente los sueldos de todos los maestros y personal directivo y de servicio de los centros educativos de Fe y Alegría (el Gobierno Central en los casos de Perú, Bolivia, Nicaragua, Panamá, R. Dominicana, Honduras, El Salvador…; los Gobiernos Regionales en los casos de ArgentinaBrasil).

2.            El Estado asigna a Fe y Alegría una partida global en su presupuesto, con la que se pueda pagar a todos los maestros (casos de Chile y de Guatemala…). Una variante de esta modalidad es el caso de Venezuela: el Estado (por medio de un Convenio Iglesia-Estado) completa los déficit presupuestarios de todos los centros de Educación Católica Popular (“de pensión insuficiente”).

3.            El Estado licita los nuevos centros, y Fe y Alegría, si gana la licitación, recibe los recursos previstos en la licitación (caso de Colombia,…)

En la mayoría de los países, el Estado cubre prácticamente el 100% de los salarios de los maestros, directivos y personal de servicio de los centros educativos de Fe y Alegría.

 

En Ecuador

En el caso del Ecuador, los aportes del Estado tienen algo de las dos primeras modalidades, auque en cuantía reducida. Resumamos algo de esta historia:

  • El 8 de agosto de 1996, el Estado ecuatoriano se comprometió, mediante Decreto Ejecutivo 4135, a pagar a todos los profesores de los establecimientos de Fe y Alegría, reconocida como fiscomicional, de acuerdo a las remuneraciones correspondientes a las categorías docentes expuestas en la Ley de Carrera Docente y Escalafón del Magisterio Nacional y en su Reglamento.
  • El 13 de marzo de 1998, mediante Acuerdo Ministerial 1364, el Ministro de Educación y Cultura efectivizó las obligaciones de esa cartera de estado emanadas del Decreto Ejecutivo y propias al ámbito de su competencia.
  • El 27 de junio de 2006, el Informe de la Auditoria del MEC realizada a Fe y Alegría, ratifica el incumplimiento del Art. 1, Num. 2, literales b) y c) del DE. 4135, mencionado anteriormente, y reconoce el buen uso de los recursos económicos entregados (parcialmente) por parte del Estado, recomendando la plena ejecución del mandato como parte del proceso a ser constado en futuras auditorias.
  • El mismo informe de Auditoria destaca que las asignaciones al momento entregadas, por parte del Estado, no cubren el 100% de las partidas existentes ya que, actualmente, son apenas USD 900.000 los recursos transferidos para el pago de salarios de maestros, lo cual se compara desfavorablemente con los US $ 5.900.000,00 que correspondería transferir; aumentando, cada año, el déficit de cobertura financiera.
  • El aporte del Estado ecuatoriano a Fe y Alegría en el año 2007, incluido como partida del Presupuesto Nacional1, fue de 1’234.819,86 dólares. Además, Fe y Alegría cuenta con 133 partidas fiscales, es decir, para el 13% de sus 1.003 maestros. Eso significa un aporte total de 1’822.977,06 USD, que representan un 26.27% del presupuesto y el 37,01% de la masa salarial. Evidentemente, el aporte del Estado resulta ampliamente insuficiente para que podamos remunerar a nuestros maestros con sueldos que no sean ofensivamente discriminadores.

 

Cooperación de Fe y Alegría con el Estado ecuatoriano

Toda la obra educativa y social de Fe y Alegría es una obra de cooperación con el Estado. Eso es nuclear en la concepción filosófica de Fe y Alegría, desde los tiempos fundacionales. Una parte de esa cooperación (en Ecuador, el 26.27%) se realiza con recursos aportados por el mismo Estado.

Más allá de la cooperación expresada en las estadísticas globales, conviene señalar algunas cooperaciones específicas:

  • Programa de Canje de Deuda por Educación Ecuador-España. Fe y Alegría participa en un programa de 2,2 millones de dólares (1’600.000, del canje; y 600.000 de contraparte propia). (Ver más adelante)
  • Aporte anual de más de un millón de dólares de financiadores del exterior (públicos y privados) para proyectos educativos al servicio del país.
  • Participación en múltiples instancias del Estado: programas de acción o espacios de consulta del ME, MIES, INNFA, CNNA, COMPINA, DINEIB, SERPAJ, CONCOPE, Municipios…
  • Cesión en horas vespertinas, como cooperación gratuita, del Colegio Mons. Oscar Arnulfo Romero al Municipio La Joya de los Sachas para la creación y funciona­miento de la Universidad de Orellana.

Estas cooperaciones específicas no expresan suficientemente la voluntad y el interés de mayor cooperación. Fe y Alegría es una parcela pequeña de la Educación Pública del país: está en su vocación el dar su mejor aporte al fortalecimiento de toda la Educación Publica del país. Y humildemente expresa su disposición de cooperar, como lo hace en otros países latinoamericanos, con la Educación Fiscal, con aportes, desde algunas de sus experiencias exitosas, por ejemplo, en la formación de los maestros o en el mejoramiento de la calidad de algunos procesos educativos.


1Partida 1140.0000I117.000.00,00,58,02,04,008,0 (“Aporte para el funcionamiento de los establecimiento de Fe y Alegría”), del grupo 58 del Ministerio de Educación